Cómic Exprés: "Wormwood: Putrefacto Caballero 1" de Ben Templesmith

Nueva recomendación comiquera de oferta. Los saldos de la editorial Kraken son escasos pero colosales cuando se producen en títulos tan destacados como el que aquí se comenta. Obra del autor Ben Templesmith.

"Wormwood: Putrefacto Caballero Volumen 1" de Ben Templesmith

El nombre de Ben Templesmith siendo conocido en el mundillo independiente por sus aportaciones al universo vampírico de los “30 Días” junto a Steve Niles en IDW, también se expandió a otros ámbitos de trasfondo oscuro (“Fell” con Warren Ellis) y alguno con cierto humor negro en “Criminal Macabre”. Pero no había abordado la comedia como género principal usando el fantástico como trasfondo. Justo a la inversa de lo habitual en su catálogo previo hasta que llegó “Wormwood”, una serie desarrollada de nuevo para IDW que logró extenderse hasta tres volúmenes. Editados todos ellos en castellano por Kraken, y todavía disponibles saldados. Lo cual supone un reclamo de lo más atractivo dado el entretenimiento y diversión que genera su lectura.

El primer volumen aquí comentado (el mejor de los tres) es un cómic creado para echar unas risas. Se nota que Templesmith, ejerciendo de autor completo, se lo ha pasado en grande y la acumulación de situaciones prototípicas y absurdas dentro de un sucedáneo neo-noir de raíces fantásticas y sobrenaturales se sustenta sobre el exceso y el postureo de un personaje protagonista imposible: un gusano galáctico interdimensional que habita cadáveres y cuyo único objetivo es beber y pasar las horas en tugurios poco recomendables de la tierra. Su propio placer es lo único que justifica sus acciones, y el pequeño séquito que le acompaña enriquece las situaciones humorísticas, bordeando en ocasiones el gore y lo malsano, con chispazos de terror muy logrados.

El punto fuerte del trabajo, como es habitual en el autor, es el dibujo. De una estética personalísima y enorme potencia conceptual, tanto en la caracterización feista y grotesca de personajes como en la atmósfera pesadillesca, su narrativa a veces adolece de cierto dinamismo o claridad expositiva, pero todo queda eclipsado por un colorido rutilante y su personalidad arrolladora. Además, los textos de acompañamiento (mínimos) y diálogos (mordaces, afilados e ingeniosos), contienen la dosis justa de información para compensar cualquier carencia en el desarrollo dramático de las situaciones. Apuntar que la espléndida edición en tapa dura y a todo color (sobre páginas negras) de Kraken reproduce el arte de Templesmith de manera exquisita y su precio de oferta, a casi un tercio del original de portada, presenta una oferta imbatible.

¿Veredicto? Un trabajo irreverente y divertido con el personal e inconfundible dibujo oscuro, caricaturesco y vaporoso de Ben Templesmith. Muy recomendable.

Publicar un comentario

0 Comentarios