Cómic Reseña: "Ideas Negras", un Franquin diferente

Antecedentes

Cualquier lector de tebeos que se precie ha leído en algún momento de su vida algo de André Franquin, ya sea "Spirou y Fantasio" o "Gastón Elgafe".

Franquin, nacido en Bélgica en 1924, es fundador y miembro destacado de la llamada Escuela de Marcinelle (École de Marcinelle), un grupo de dibujantes formado en torno a Jijé y bautizada así en honor a la ciudad belga en que estaba ubicada la redacción de "Spirou". Su estilo ha servido de inspiración a varias generaciones de autores: Nic Roca, Janry, Tome,…

En el semanario "Spirou", Franquin publica cómics aparentemente dirigidos al sector juvenil, pero que los adultos pueden disfrutar totalmente. Los guiones no tratan temas de niños, si no que suelen ser temas adultos tratados de forma sencilla y con un humor blanco, sin apenas referencias al sexo, con un lenguaje adecuado y la dosis justa de violencia.

Pero Franquin tiene un punto diferente, un punto de humor negro que no puede utilizar en sus tebeos habituales. Y así nace "Ideas Negras" ("Idées Noires").

La obra

La primera historia de "Ideas Negras" aparece en 1977, en el suplemento "Le Trombone Illustré" de la revista "Spirou", un encarte con historietas más adultas que el resto de la revista. Tras el cierre de este suplemento, Franquin se lleva sus "Ideas Negras" a la revista "Fluide Glacial". El autor realiza en total 65 páginas, hasta que sufre una depresión en 1982.

¿Qué encontramos en estas ideas? Humor negro, muy negro. Nos tropezamos con la risa en historias pesimistas sobre la naturaleza humana, sobre el declive del mundo civilizado, sobre catástrofes ambientales, sobre la rebelión de los instintos más bajos del alma humana. 

Historias de una página, con un guión directo y efectivo. La empatía con los personajes está clara: todos y cada uno de ellos representan una parte de la humanidad. Con algunos te sientes identificado, a otros les deseas lo peor (y normalmente se cumple). En la primera viñeta ya conoces al personaje, ya sabes que algo malo va a suceder, pero hay que tomárselo con humor.

El dibujo no podría ser más adecuado. Todo en blanco y negro, destacando lógicamente el segundo. Los personajes y objetos son siluetas negras perfectamente caracterizadas, que hacen todo todavía más sombrío.

Opinión

A nivel de guión, excepto unas poquitas páginas, me parece una obra sobresaliente. Me encanta este Franquin oscuro, capaz de hacerte reír y sentir mal en la misma página.

El dibujo es genial, como es habitual en el autor, pero la combinación dibujo/color es realmente digna de admiración.

Este álbum no es para todo el mundo, por su tipo de humor. Ya sabéis, el humor es como las piernas, unos tienen y otros no. Los que no aprecian el humor negro se escandalizarán con él. Pero a los que nos gusta, no podemos más que dar gracias de que Franquin, un día, decidiera aparcar un rato a Gastón y creara esta genialidad.

Ediciones españolas

En España, "Ideas Negras" se ha publicado en 3 ocasiones. Primero lo hizo Norma en dos álbumes. Años después, Dolmen sacó un integral. Por último, ECC sacó una edición económica. Actualmente están todas descatalogadas, pero seguro que podéis buscar en comiquerías, mercado de segunda mano o bibliotecas.

Publicar un comentario

0 Comentarios