Cómic reseña: "Dreadstar" de Jim Starlin

Reseña de "Dreadstar" de Jim Starlin. Un cómic editado en color y tapa dura por Planeta. Starlin es uno de los mejores autores del mainstream americano. Con la lectura de este primer tomo de aventuras de su carismática serie podemos ratificar de pleno dicha afirmación.

"Dreadstar" de Jim Starlin

Autor integral, dibujante exquisito, guionista inteligente, Starlin vio despegar su carrera a principios de los 70 para rápidamente auparse a las altas esferas de Marvel. Por sus manos pasaron de un modo u otro "Spiderman", "Hulk", "Los Vengadores" o "El Motorista Fantasma". Pero su talento y su personal universo temático daban para mucho más que para hacer ocasionales aportaciones a series ajenas. De ahí el salto a Thanos, quizás su creación más emblemática y ya en plenos 80 la llegada de "Dreadstar", otro tipo cachas y en mallas que viaja por espacio. Pero Starlin siempre aportaba algo a las acartonadas y reiterativas aventuras en serie de personajes ajenos y fue mucho más allá con los propios. Por muy limitadas que sean sus opciones de maniobra dentro de cada saga, consigue sugerir algo nuevo, raspar algún matiz al personaje, situarle en alguna diatriba moral de cierta consistencia, hacernos reflexionar un poco. Esto hecho con elegancia y deslizado dentro de dichas colecciones con maestría le coloca, sin duda, entre los grandes de la edad de plata que tanto le marcaron en su inicio. Entretenimiento inteligente. Dos palabras cuya unión está tan denostada estos días en muchos ámbitos del consumo y el espectáculo contemporáneo. Y por eso "Dreadstar" es tan buena treinta años después de publicarse por primera vez e incluso habiendo nacido en los 80, con las secuelas estéticas que esto conlleva.

Las aventuras galácticas del protagonista Vanth Dreadstar y su pequeño grupo de mercenarios vienen a ser la quintaesencia de la diversión y el entretenimiento inteligente en el cómic yankee de la época, que aguanta el paso del tiempo con una robustez a prueba de bombas y que debe provocar la envidia de docenas de autores del gremio (excepto quizás en la ilustración de algunos detalles estéticos; trajes, peinados, tecnología, etc...). Una formula que no por conocida resulta menos atractiva y magistralmente desarrollada; reducido conjunto de atípicos pero entrañables personajes de marcada idiosincrasia y personalidades complementarias pero siempre en continua evolución y desarrollo que luchan contra el avance galáctico de un totalitarismo religioso. A esto se le suman tramas trepidantes y espectaculares, pero cargadas de contenidos de peso que las justifican; política, creencias, mortalidad, moralidad, venganza, amistad, lucha de clases. Un sinfín de posibilidades dibujadas por el propio Starlin con innegable espectacularidad tanto en el diseño de los escenarios (planetas, naves, armas, etc...), como en la fisicidad de la acción de sus personajes (las dramáticas poses molonas-ochenteras de lucimiento físico antes o durante las peleas y confrontaciones varias no resultan huecas o impostadas, muy al contrario, todavía transmiten emoción y sensación aventurera a raudales), llevando el conjunto a un seguimiento atento y a un disfrute continuado durante las doce primeras entregas que se aglutinan en este volumen uno.

La edición, en magnífica tapa dura con excelente reproducción y color por parte de Planeta resulta soberbia, indispensable para recuperar un pequeño -gran- clásico de las sagas espaciales en un formato a la altura de su calidad. Si en sí misma "Dreadstar" deposita referencias innegables y un background de peso; desde "Star Wars" a Jack Kirby, no es menos cierto que cualquier apunte queda remozado y reconvertido dentro de ella en una versión completamente nueva y mejorada de sus posibles puntos de partida hasta convertirla en serie referencial y casi en el paradigma de un tipo de aventura que no ha hecho más que repetir sus esquemas con mejor o peor fortuna, pero dejando en sus sucesoras una huella indeleble que alcanza hasta casi nuestros días en creaciones tan variadas y destacadas como la malograda y estupenda serie de Joss Whedon "Firefly". Un cómic imprescindible, que se complementa con "La odisea de la metamorfosis" y del que todavía está pendiente su edición en España del segundo volumen. Esperemos que no tarde.

Publicar un comentario

0 Comentarios