Header Ads Widget

Responsive Advertisement

Reseña de "Regreso al mar". Un manga editado por Planeta en blanco y negro y tapa dura. La fama precede a este trabajo felizmente recuperado por Planeta en una nueva edición en tapa dura que dignifica una joya perdida del manga moderno.

"Regreso al mar" de Satoshi Kon


Las líneas maestras de Kon en su trazo delatan su impecable factura técnica y exquisita puesta en escena, pareja a la sensibilidad calmada de Taniguchi. Incluso el tono fantástico mezclado con el costumbrismo rural incluye puntos de conexión con un trabajo secundario pero delicioso como "La montaña mágica". Pero Kon se inclina hacia la construcción con ritmo in crescendo (muy cinematográfico, lo cual delata sus orígenes en el anime; "Perfect Blue", "Paprika") y la acumulación de misterios, frente a la atmósfera contemplativa de Taniguchi. Esto tampoco debe llegar a engaño, Kon dispone la evolución de una sencilla trama de origen mitológico en función de sus personajes e intereses, sin extenderse en complicadas explicaciones ni convertir el recorrido en un frenético exceso a lo Urasawa ni mucho menos.


Su precisa ambientación, trazo detallista y perfecta secuenciación de las viñetas logra que la predecible linealidad del relato aumente en grado con cada nuevo elemento añadido, consiguiendo un clímax excelente que aúna aventura adolescente, denuncia ecológica y exaltación de los lazos familiares y sociales. Un compendio que lejos de resultar tópico o en exceso naif, obtiene los mejores mimbres del manga adulto dando forma a una lectura compacta, sólidamente desarrollada y cerrada. La edición cuajada por Planeta con extras finales a modo de portadillas y comentarios del autor sobre la obra, otorga el envoltorio de lujo que se merece este trabajo.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente